Zofío Reporta…desde mi ventana…

« Este es mi barrio y me encanta´´…  Así comenzamos la entrevista con Felicidad, Presidenta de la Asociación desde hace 14 años,  y una de las vecinas que desde el centro de mayores Zofío ha querido participar en la actividad Zofío Reporta.

Tras el estado de alarma decretado hemos querido seguir recogiendo las necesidades del barrio, del distrito, y de la comunidad. Siempre hemos generado encuentros en las plazas, en las calles y en los diferentes espacios públicos, pero la situación sanitaria nos ha hecho repensar estos encuentros, y así poder seguir dando voz al vecindario.

En estas semanas de confinamiento, desde el Servicio de Convivencia hemos tenido la oportunidad de conocer y conversar con vecinas y vecinos del barrio de Zofío, que nos han contado sobre sus inquietudes, su manera de sentir el barrio, cómo han vivido estas semanas de confinamiento, cómo se han organizado y qué han echado de menos.

Todas estas vecinas recuerdan su llegada al barrio y el sentimiento de pertenencia, como Felicidad, que se acuerda de cuando llegó al barrio en el año 56, “Zofío está muy cambiado, cuando llegué con mis padres en el año 56, pasaba un riachuelo y todo eran chabolas…”, o Maricarmen que lleva 15 años en el barrio y nos comenta que no lo cambiaría por ningún otro barrio.

Todas las vecinas entrevistadas están relacionadas con el Centro de Mayores de Zofío, donde aparte de participar en los diferentes talleres y actividades que se organizan en el Centro; como taichí, yoga, sevillanas o baile de salón, algunas forman parte de la Junta Directiva.

Se lamentan, recordando que han sido días muy duros; con hijos en situación de desempleo, no poder ver a sus nietos/as o darles un abrazo, limitándose a las videollamadas, así como también ver cortados sus ritmos de vida social, sin poder compartir con las amigas. Otras como Tina, nos dice que ha sido una afortunada porque ha pasado el confinamiento acompañada de una de sus hijas y que no debía quejarse sabiendo que hay gente pasándola realmente mal.

Todas las vecinas consultadas nos comentan que llevaban un ritmo de vida muy activo y de un día para otro se veían en casa sin poder salir, con mucho tiempo libre y que tuvieron que buscar y pensar cómo ocuparlo. Como nos comentaba Purificación, que ha empezado a escribir sus memorias, o que junto a su marido Leonardo han recuperado los diferentes juegos de mesa que tenían por casa. O Maricarmen que dejó de ver la televisión y decidió escuchar más música, bailar, hacer gimnasia y ejercicio con su bicicleta estática. O Mercedes, que ponía su sillón junto a la ventana para tomar el sol acompañada de una buena lectura.

Como anécdota curiosa de estos días de confinamiento, todas han coincidido en que ha sido la forma en la que les ha tocado celebrar San Isidro este año; montando un video cada una desde su casa. Aunque nos ha contado Maricarmen que después de haber terminado de grabar se dio cuenta que no tenía suficiente espacio en el móvil, cosas del confinamiento.

Para cerrar esta primera entrega nos quedamos con el mensaje de Maricarmen; `` Vivamos el hoy, que disfrutemos el momento, porque mañana no sabemos´´.

Podemos rescatar de las gratas conversaciones con este grupo de vecinas de Zofío; Que nuestros mayores están más activos que nunca, que no son solo un colectivo de riesgo, que están presentes, que tienen mucho que decir y merecen nuestro respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *