Taller DTR con mujeres marroquís del Plan Comunitario

 

Las mujeres del grupo de castellano del Plan Comunitario  han vuelto abrir las puertas de su aula al Servicio de Convivencia y a la campaña Desmontado Tópicos Racista.

La último vez estuvimos conversando sobre lo que sentía que pensaban los autóctonos sobre ellas y recogiendo testimonios racistas en primera persona.

Esta vez hemos querido dar un paso más,  y trabajar colectivamente para saber identificar con más claridad situaciones racistas. Vimos las primeras pinceladas para legitimar y empoderar a la hora de enfrentarnos a estas situaciones racistas. ¿Qué haríamos? ¿Qué diríamos? ¿Qué herramientas y habilidades me hacen falta? ¿En qué me tengo que fijar para sentir que es una situación seguro  a la que puedo enfrentar? ¿En que nos tenemos  que fijar para garantizar que es un momento adecuado?

Reflexionamos también al quien es el público al que queremos llegar cuando respondemos o nos enfrentemos a un situación racista. Como respondiendo estamos lanzando un mensaje no solo a la persona que nos increpa sino a todos los espectadores

 de la situación racista.

Una vez más hablamos de vivencia en primera persona,  una compañera del grupo,  nos cuenta que un día, acudiendo a una  cita médica, había un retraso importante acumulado,  todos los pacientes se estaban poniendo nerviosos y  hablaron entre ellos sobre qué

 

hora tenían la cita, ella por hora de la cita  era la siguiente en pasar, pero la doctora cuando salió a pasar lista, la nombro después del resto de paciente , ella no entendía nada y se acercó hablar y pedir explicaciones  a la doctora, está la contesto que no la podía atender antes, que tenía que esperar. El resto de pacientes se quejaron y le dijeron a la doctora que porque de su decisión ella no dio ninguna explicación.

En este  caso hubo una hoja de reclamación y un cambio de médico. Pero de esta acción, no se enteraron el resto de paciente que estaban en la sala, por lo cual el mensaje que se llevan muchos de ellos es que tiene más derecho a la sanidad  que ella.

Fue un placer compartir otra sesión con estas mujeres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *