Archivo de la etiqueta: Cruz Roja

Respetar Orcasur es divertido

Una de las líneas de intervención del Servicio de Convivencia es la generación de oportunidades para participar de barrios socialmente responsables, por ello la campaña #respetOrcasur es una propuesta sobre la que trabajar temas básicos de convivencia en el espacio público. Dando continuidad al proyecto Brilla Usera, dedicado a sensibilizar sobre la correcta gestión de residuos urbanos y la limpieza, el proyecto #respetOrcasur pretende facilitar la toma de conciencia sobre la importancia de cuidar aspectos como el ruido y la limpieza en el entorno.

Gracias a las plantillas realizadas por el Tecnolab La Rueca, los niños y niñas del barrio se convierten en agentes de cambio y realizan una acción de arte efímero, dejando mensajes de tiza en los suelos y los muros, para convertir las calles en museos vivos.

En colaboración con  entidades y colectivos del barrio, se canaliza la participación de diferentes tipos de grupos formales e informales, para contribuir a la sensibilización de la propia comunidad sobre claves para una buena convivencia.

Durante noviembre tuvimos el placer de realizar dos talleres preparatorios y una acción de calle  con los niños y niñas de Cruz Roja, en la que caminamos desde el CEIP Ciudad de Jaén hasta la Plaza del Pueblo, donde se realizó la última intervención y se compartieron reflexiones y vivencias.

Pronto realizaremos la actividad con niños y niñas del Colegio María Reina y también con los niños y niñas que los sábados acuden a las Canchas Deportivas que están frente al Centro de Salud, donde el Servicio realiza mediación preventiva de conflictos.

Estamos deseando volver a salir a las calles a plasmar el arte y el deseo de un mejor estar. Porque Orcasur, lo respetamos entre todos.

Ell@s, vosotr@s, nosotr@s, tu, yo… #respetOrcasur

La calle por la que pasamos día a día es siempre más bonita y más especial si la cuidamos entre todas, porque a ninguna nos gusta caminar entre restos o esquivar obstáculos desagradables. La calle, la plaza, el parque, desde un enfoque de mantenimiento comunitario. Porque todas merecemos un barrio respetuoso y respetado.

Del mismo modo que una punta de iceberg asoma, dejando oculta la mayor parte de la masa de hielo bajo el agua del mar, así, un excremento de perro sobre la acera, oculta, tras de sí, un puñado de acciones que indican falta de civismo y que dificultan la convivencia en espacios urbanos. Porque todas sabemos que, abandonadas en las calles, las basuras mal depositadas en sus contenedores correspondientes, los envoltorios, los chicles y demás familia, las colillas, ensucian nuestro entorno, y también sabemos, que nos enerva, de pronto, resbalar al pisar un excremento o que, en verano, los barrios huelan a orines. Bien sabemos, además, que no son los animales domésticos los responsables de tal desaguisado. Y bien sabemos que es posible hacer mucho de a poquitos.

¿Y… qué sabemos del ruido?

Los ruidos se suman en la ciudad y si alcanzan niveles elevados, están contribuyendo a causar efectos bastante nocivos sobre nuestra salud, a corto, medio y largo plazo. Desde problemas auditivos a psicológicos: irritabilidad, estrés, problemas de comunicación, ansiedad e incluso agresividad, pasando por problemas fisiológicos: aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria y la presión arterial, así como alteraciones del sueño y del descanso: falta de atención y aprendizaje, somnolencia diurna, bajo rendimiento.

Por todo ello, desde el Servicio de Convivencia, lanzamos la campaña #respetOrcasur, una experiencia de participación de diferentes colectivos en la propia sensibilización de la comunidad para la promoción de un barrio socialmente responsable.

Deseando empezar la campaña, que arranca en colaboración con Cruz Roja, próximamente.

Por un Orcasur cada vez más respetuoso y amable,

porque el barrio lo hacemos entre todas.