Florecen alianzas en Puerta del Ángel

 

Huerto de San Crispín

Huerto de San Crispín

Generar y fortalecer alianzas para multiplicar los efectos positivos del trabajo comunitario es imprescindible en los procesos de desarrollo y parece que, en Latina, todo está favoreciendo que se produzcan estupendos encuentros.

Desde el Centro de Rehabilitación Laboral de personas con enfermedad mental se buscan espacios y tareas que posibiliten la práctica y la inserción laboral, fuera de sus propias instalaciones. La primera alianza que se produjo fue para trabajar la tierra del huerto de Lucero, para su mantenimiento y fabricación de bancos, maceteros, pérgola, etc.

 

 

Desde el centro de día San Crispín, donde acuden personas mayores con Alzheimer y otras demencias, se necesitaba apoyo para reactivar un pequeño huerto y revitalizar el patio de cara a la llegada del verano, así como una persona que pudiera realizar tareas administrativas. El Servicio ha facilitado la satisfacción de esa necesidad.

El resultado ha sido una entrañable confluencia entre estos dos recursos, que permite un encuentro intergeneracional de colectivos vulnerables que se fortalecen juntos. Varios usuarios del CRL se encuentran ya trabajando en San Crispín, cumpliendo sus funciones satisfactoriamente.

Participan con ilusión el diseño del huerto jardín para disfrute de los residentes y visitantes del Centro de San Crispín, quienes han acogido la propuesta con gusto. Algunos de los mayores del centro se implicarán en algunas tareas del huerto, permitiendo un espacio abierto e inclusivo donde ponerse en acción para lograr un objetivo común, dar vida al huerto de San Crispín, que además embellece y humaniza el barrio. Gracias por compartir la reconversión de este espacio y disfrutar de las sinergias que se van produciendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *