El diagnóstico participado de Abrantes ya está disponible

El Servicio de Convivencia Intercultural en Barrios de Carabanchel ha realizado recientemente un Diagnóstico Participado de la realidad social de Abrantes que incluye, por un lado, una descripción sociodemográfica (¿Quién vive aquí?¿Cómo vive?¿Cuáles son las condiciones de vida?), por otro lado una Guía de Recursos del barrio para facilitar la conexión entre el vecindario con sus recursos y que pueda acceder a los mismos; por último una interpretación del Estado de la Convivencia (preliminar) en el barrio, especialmente de la barriada de Pan Bendito.

Con todo ello se pretende hacer una devolución creativa a la comunidad, a quien pertenece la información, para poder debatir y construir propuestas para mejorar la convivencia en el barrio implicando a todos sus agentes y así poder realizar un Diseño de Intervención del Servicio de manera consensuada. Queremos realizar una jornada de encuentro en la cual se puedan intercambiar opiniones, se consensuen las principales problemáticas de convivencia y se propongan actuaciones conjuntas a desarrollar para mejorar la convivencia. En esta jornada también se hará un pequeño resumen del diagnóstico realizado para poder contextualizar la acción y la propia reunión.

Carabanchel se sitúa en cuarto lugar con respecto al índice de vulnerabilidad elaborado por el Ayuntamiento con novedosas técnicas científicas atendiendo a diversos factores de vulnerabilidad social[1]. Es por lo tanto uno de los distritos con mayores necesidades en áreas como la educativa, laboral, nivel de renta, etc. También en el terreno de la convivencia comunitaria que se ve deteriorada por condicionantes del tipo comentado.

 

En el barrio de Abrantes se ha optado por priorizar la intervención en la barriada de Pan Bendito, sin olvidar el resto del barrio pero atendiendo a que la mayor parte del tejido asociativo existente en el barrio se localiza en esa zona, lo que facilita el desarrollo de procesos comunitarios multiplicadores. Pan Bendito es una barriada con muchas carencias materiales y situaciones conflictivas palpables, lo que dificulta y complejiza la realización de un proceso de fortalecimiento comunitario ya que la primera preocupación vecinal es posible que sea la propia subsistencia. En cambio existe una fuerte identidad de barrio sentido inexistente en el resto del territorio. Comenzar por esta zona facilitará la extensión posterior de la intervención del Servicio.

 

Abrantes es un barrio pequeño en población con respecto al resto del distrito (29.769 personas, 17,7% son de origen extranjero[2], cercano a la media del distrito). En Pan Bendito hay unas 12.000 personas, de las cuales el 21% son extranjeros, la mitad de ellos aproximadamente de origen latinoamericano. Hay un 32% de personas nacidas en el extranjero lo que puede indicar que la zona se consolida como lugar enraizamiento de las personas que han adquirido la nacionalidad española. Tiene un índice de juventud bastante alto, 88,9 frente a 70,5 del distrito. También tiene un nivel de renta menor (22.500€ anuales por hogar frente a 28.000 de Abrantes y Carabanchel. También mayor desempleo que el resto del distrito (cercano al 18%[3]).

 

 

Análisis DAFO       

Debilidades y Amenazas

  • El estigma asociado a la imagen externa muy negativa que se tiene de las barriadas del Alto y de Pan Bendito
  • Las dificultades y carencias materiales que vive buena parte de la población que no puede tener una calidad de vida y un nivel de renta suficientes para poder vivir dignamente, La existencia de desahucios y la problemática habitacional. Un alto índice de desempleo.
  • Falta de encuentro intercultural, existiendo barreras psicológicas a la interacción positiva
  • Pérdida de relación interétnica entre grupos que antes sí se daba
  • Uso separado de espacios públicos
  • Problemas de seguridad en la vía pública
  • Convivencia deteriorada
  • Concepción de la barriada como “gueto” y deseo de huida del mismo
  • Distintas costumbres percibidas como problema para la convivencia
  • Conflictos interbloques de viviendas (no pago de facturas comunes, descuido del espacio compartido, etc)
  • Suciedad, descuido y abandono
  • Falta de recursos culturales
  • Sentimiento de abandono institucional
  • Existencia de prejuicios raciales y actitudes racistas
  • Desconocimiento de la cultura gitana por parte del resto de la comunidad
  • Existencia de emociones negativas hacia el espacio común: miedo, asco, indiferencia, etc.
  • Falta de alternativas de ocio, especialmente juvenil
  • Extensión de Casas de apuestas

 

Fortalezas y Oportunidades

  • Red de Apoyo mutuo informal muy potente (especialmente vinculada a parentesco)
  • Fuerte sentimiento de solidaridad
  • Espíritu de lucha constante
  • Arte como vehículo para la convivencia
  • Centros educativos como espacios de encuentro
  • Reclamo a la administración para el cuidado del barrio
  • Deseo de cambiar la concepción que se tiene de los gitanos
  • Identidad colectiva muy fuerte. Sentimiento de pertenencia al territorio
  • Deseo de celebración y encuentro

[1] Madrid de igual a igual: Fondo de Reequilibrio Territorial. Área de Coordinación territorial y cooperación público-social. Ayto. de Madrid, 2017

[2] Según Área de Información Estadística del Ayuntamiento, septiembre 2018.

[3] Elaboración propia a través de los datos del Área de Información Estadística, 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *